A TODOS  LOS  PUEBLOS   DEL  MUNDO

MENSAJE  DE AMOR,  FE,  ESPERANZA,  y  PAZ  PARA  EL   2017

 

Estamos unidos  a todos los pueblos,  y  todas las naciones con un vínculo particular, el recoger  las angustias  y abrir nuestros corazones a la esperanza, en este nuestro mundo contemporáneo. Que abarque a todos los hombres, pueblos y naciones y supere todo el mal que muchas veces se es capaz de sembrar en el corazón y en su historia.  Ayudamos a vencer la amenaza del mal, que tan fácilmente se arraiga en los corazones de los hombres de hoy y que con efectos inconmensurables pesa ya sobre nuestra época y da la impresión de cerrar el camino hacia el futuro.

Mirar a todas las naciones del mundo, en especial, por los pueblos oprimidos y por las víctimas de la injusticia, por los que están privados de su libertad, por aquellos a quienes les impiden la práctica de su fe,  a las que se hallan devastados por la guerra, e inspirar en nuestra familia humana pensamientos y sentimientos de paz,  justicia  y  prosperidad.  Y sepamos ser instrumentos  de concordia  duradera  entre los pueblos.  Nos  esforzaremos  para  utilizar la única arma más  digna  y noble que todos poseemos, que  es: “La Palabra”. Lucharemos  con  la palabra y ganaremos  la razón. Iremos descubriendo que  el poder del amor y la razón son armas renovables cuya paciencia no tiene fin. La palabra como espada y la razón como escudo,  son las armas de la paz.  Perdonemos y  convirtamos  al enemigo en nuestro hermano y  amigo.  Solo con el perdón, se puede alcanzar la paz. La paz, el amor y el perdón son la gloria de los vencedores.

Este año 2017 todos unidos lucharemos para vencer  los retos mayores, tales como el hambre y  conflictos socio-económicos  que enfrentan nuestra áreas geográficas.

A todos los jóvenes, les invito a  que sostengan su esperanza,  impulsándolos a trabajar en la construcción de un mundo mejor.  A las familias, que encuentren en el plan de Dios y el sentido de su misión.   Lucharemos para combatir los pecados contra la vida del hombre, del  odio, y del  envilecimiento de la dignidad de los hijos de Dios. Lucharemos para combatir toda clase de injusticias en la vía social, nacional e internacional. De la facilidad de pisotear los mandamientos de Dios.

Todavía  llevamos sueños dentro de nosotros, algunos proyectos escondidos, algunos  deseos  interiores. Son esos sueños e  inquietudes lo que nos mantienen vivos y despiertos.  Para que no se apaguen esos sueños y para que nazcan otros proyectos nuevos, y más  bellos todavía, iremos día a día  construyendo puentes para unir orillas. Le pedimos a Dios que nos inunde con Su empuje Divino, para que avancemos decididos hacia nuevos horizontes. Iremos  con serenidad y mucha paz, sin obsesiones, pero también con incontenible entusiasmo, para aquellos que esperan un abrazo de libertad, de justicia, de esperanza. L o lograremos cuando  todos  unidos  seamos la solución. Mientras palpite el corazón no estará perdida la esperanza.

Alaben al Señor todas las Naciones.  Aclámenlo todos los Pueblos. Grande es su amor por nosotros y la fidelidad  del Señor dura  por siempre.

En: AMERICA DEL NORTE: Estados Unidos de América, Canadá,  México.

En:  AMERICA DEL SUR:   Argentina, Bolivia,  Brasil,  Chile,  Colombia,  Ecuador,  Paraguay,  Perú,  Uruguay,  Venezuela .

En: AMERICA CENTRAL:     Costa Rica,  Guatemala,  Honduras,  Nicaragua,  Panamá,  El Salvador.

En:  El CARIBE:    Antigua y Barbuda,  Cuba,   República Dominicana,  Jamaica,   Puerto Rico,  Haití,  Bahamas,  Barbados,  Dominica ,  Granada,  San Cristóbal  y  Nevéis,   Santa Lucia,  San Vicente  y  Las Granadinas,  Trinidad y Tobago,  Aruba,   Curazao,  San Martin,  Guadalupe ,  Bonaire,  Saint Estatuís y Seba,  Martinica.

En:   ASIA MERIDIONAL:   Afganistán,  Bangladés,  Bután,  India, Maldivas,  Nepal,  Pakistán,  Sri Lanka.  En:  Oriente Medio:   Arabia Saudita,  Bahréin,  Emiratos  Árabes Unidos,  Irak,  Irán,  Israel,  Jordania,  Kuwait,  Líbano,  Libia,  Omán,  Catar,  Siria,  Sudan,  Yemen,  Turquía,  LOS TERRITORIOS PALESTINOS [Franja de Gaza y parte de Cisjordania. En: Sudeste Asiático:   Brunei,  Camboya,  China,  Chipre,  Corea del Norte,  Corea del Sur,  Dubái,  Filipinas,  Guam,  Indonesia,    Japón, Laos,,  Macao,  Malasia, Malawi,  Mongolia,  Myanmar [Birmania],  Singapur,,  Tailandia,  Taiwán,    Timor Oriental,  Vietnam.

En:   ASIA CENTRAL: Kazajistán,  Kirguistán,  Tayikistán,  Turkmenistán,  Uzbekistán.  En:  AFRICA:   Angola,  Argelia,  Benín,  Botsuana,  Burkina Faso,  Burundi,  Cabo Verde,  Camerún,  República Centro Africana,  Chad,  Comoras,  República del Congo,  República Democrática del Congo,  Costa de Marfil,  Egipto,  Eritrea,  Etiopia,  Gabón,  Djboutii,  Gambia,  Ghana,  Guinea,  Guinea-Bissau,  Guinea Ecuatorial,  Kenia,  Lesoto,  Liberia,  Libia,  Madagascar,  Malaui,  Mali, Marruecos,  Mauricio,  Mauritania,  Mozambique,  Namibia,  Níger,  Nigeria,  República Saharaui,  Ruanda,  santo Tome y Príncipe,  Senegal, Seychelles,  Sierra  Leona,  Somalia.

En :  EUROPA:  Albania,  Alemania,  Andorra,  Armenia,  Austria,  Azerbaiyán,  Bélgica,  Bielorrusia,  Bosnia y Herzegovina,  Bulgaria,  República Checa,  Croacia,  Dinamarca,  Eslovaquia,  Eslovenia,  España,  Estonia,  Finlandia,  Francia,  Georgia,  Grecia,  Hungría,  Irlanda,  Islandia,  Italia,  Letonia,  Liechtenstein,  Lituania,  Luxemburgo, República de Macedonia,  Malta,  Moldavia,  Mónaco,  Montenegro,  Noruega,  Holanda,  Polonia,  Portugal,  Reino Unido,  Rumania,  Rusia,  San Marino,  Serbia,   Suiza,  Ucrania,  Vaticano ,  Jersey,  Reunión,   Norfolk  Island, Groenlandia, Latvia,   Benín.

En:   OCEANIA:   Australia,   Fiyi,  Guam,  Pitcairn Island,  Islas Caimán,  Eritrea,  Mauritania,  islas Marianas,  Kiribati,  Isle of  Man,  Islas Marshall,  Indonesia,  Micronesia,  Isla de Pascua,  Nauru,  Islas Faroe,  Nueva Zelandia,  Islas  Alan,  Palaos,  Papúa  Nueva Guinea,  Polinesia,  Islas Salomón,  Cook  Island,  Samoa,  Walis and Fortuna,  Tonga,  Niue,  Tuvalu,  Saint Helena,  Vanuatu.

Quiero construir un puente de oro tendido al mundo entero  que llegue hasta el infinito, para reunir a todos los países en la armonía y el amor que contiene el Aikido. Creo realmente en que el estudio del Aikido puede unir a todos los pueblos e impregnar al mundo con la fuerza de un amor inmutable.

Les exhorto a todos los hombres del  mundo,  continúen  desarrollando  unos  con otros un gran sentido de pertenencia.  Que, continuemos con el respeto al espíritu de no violencia [que caracteriza al Aikido], y al Bushido [código de honor tradicional].  Y así  lograremos  adquirir la potencia,  los  valores, la educación, el coraje, la modestia y el autodominio. Trataremos de superar la desigualdad entre el fuerte y el débil, abriendo caminos de armonía y unión.  Todos unidos,  enalteciendo la dignidad del ser humano,  que debe ser inviolable, y encarnándonos en los principios de esencial igualdad humana,  continuaremos construyendo puentes para unir orillas manteniendo en las columnas  la misma altura e idéntico equilibrio.

Comments